Mi habitación: Antes y después

Hace tiempo que llevaba pensando en un cambio en la habitación.

Me encanta el romanticismo que transmite el morado y ese papel pintado nos enamoró desde el primer momento en que lo vimos. Sin embargo, tenía la sensación de que no tenía un equilibrio con el resto de la casa y por eso nos pusimos manos a la obra.

Teníamos claro que no queríamos gastar mucho dinero, así que necesitábamos un proyecto impactante, fácil y barato.

Aquí os dejo algunas fotos del antes

La lista de deseos fue:

  • ambiente tranquilo
  • frescura
  • amplitud y luz
  • acogedor
  • cambio fácil y barato

Sabía que aunque me gustaba mucho el papel pintado era lo primero que debíamos cambiar. Lo bueno del papel es que puede cambiar el estilo completamente de una habitación, así que si queríamos un cambio, éste era un cambio rápido, fácil y efectivo.

Una vez elegido el nuevo estilo y la gama de colores me puse a dibujar y a buscar inspiración.

La idea se centró en un concepto “urban jungle” con un toque de calma y elegancia, donde las fibras naturales y la luz fueran claros protagonistas.

Cuando por fin vi este papel de leroy merlin (link aquí) me enamoré perdidamente, cumple absolutamente todos nuestros requisitos y no sé explicarlo pero desde que coloqué la primera hoja de papel tuve claro que habíamos acertado de lleno.

Para el cabecero estuve dando muchas vueltas y aunque habían muchos que me gustaban casi todos sobrepasaban el presupuesto, así que me decidí a aventurarme en el mundo de la segunda mano y encontré esta pequeña joya que apenas me costó 15€.

Por último quería unas lámparas que cayeran del techo, así que me puse a ver posibles soluciones. En un principio pensamos en que salieran de una misma base en el techo en la parte central, aunque no nos gustaba demasiado el que no tuvieran independencia para poder encenderlas y apagarlas por separado. Además, no encontraba ninguna lámpara tal y como yo quería: demasiado grandes, demasiado pequeñas, de colores, de cristal… así que después de mucho buscar y buscar por las tiendas sin éxito decidí lo que siempre funciona:

Realizarlas yo misma.

Compré dos cestos de H&M (link aquí) y les hice un pequeño agujero en la parte inferior, introduje el portalámparas (link aquí) y lámparas perfectas para el proyecto.

Al colgarlas en el techo, podemos regular la altura perfecta para nosotros y además nos deja mucho espacio en la mesita, lo cual, siempre se agradece.

Aquí os dejo las fotos del resultado final:

En la parte frontal de la cama dejamos la misma decoración que ya teníamos aunque aprovechamos para colgar todo en su sitio, repasar los pequeños detalles, el cojín de Boho Deco Shop (link aquí)…

Todo ahora parece encajar a la perfección.

El resultado final nos ha encantado, una mezcla entre urban jungle, vintage, color… Es increíble cómo tres elementos pueden cambiar tanto el resto del espacio y cómo otros muebles como las mesitas parecen completamente distintas con la nueva deco.

¿Qué me dices? ¿Te atreves a hacer pequeños grandes cambios en casa?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.