DIY: Bastidor Decorado

Valoro muchísimo la artesanía, las cosas hechas con las manos, únicas e irrepetibles, creadas con total creatividad, libertad e ingenio. Además, creo que (hablando de interiorismo y decoración) le dan un toque especial a cualquier espacio, y ya sabeis que esa es mi máxima.  Ahora que llega la navidad he pensado en mil cosas que podemos hacer nosotras mismas para que la decoración de nuestro hogar sea única y especial.

Tengo una pequeña lista de requisitos que mi DIY  o manualidad debe tener para que me decida a realizarlo: que sea fácil, que sea barato, y por supuesto, que sea bonito.

Éste que os traigo hoy, cumple todos los requisitos con nota. Así que… ¡allá voy!

Materiales necesarios:

  • parte interior de un bastidor: yo lo he comprado en un bazar por 0.60€
  • eucalipto: dos ramitas me han costado 3€ y me ha dado para este DIY, 2 más, y un ramo.
  • ramitas de baya roja: 1.5€
  • piñas: 0€
  • cuerda: 0€

TOTAL DIY: 4.5€ (Y nos sobra bastante eucalipto)

Así que primer requisito cumplido.

Herramientas:

  • tijeras + tijeras de podar
  • pistola termofusible o pegamento instantáneo en el caso de no tener
  • alambre verde

Para empezar, creamos dos grupos de ramitas de eucalipto (o el toque verde que elijas)

Mi consejo, es que la hoja central sea más alargada que las de los extremos para darle altura.

Una vez creado el ramito, lo atamos con el alambre verde al bastidor intentado dejar lo que atamos en la parte trasera, para ocultarlo lo máximo posible

Añadimos otro alambre en la parte de arriba del ramito, cogiendo sólo las hojas que veamos que no se mantienen solas en la posición que deseamos, con las demás, intentamos tapar estos trocitos de alambre.

Una vez tenemos ya colocado nuestro ramo más grande, vamos a terminar la decoración. Yo he querido hacer una decoración muy sencilla, pero cada uno puede añadir tantos ramos como guste, incluso, puede completar todo el círculo del bastidor convirtiéndolo en una corona completa.

En esta ocasión, yo he elegido ramitas de baya rojas, he aprovechado el alambre que ya tenía colocado y he introducido las ramitas dentro.

Al colocar las ramas cada una a un lado, la parte central se queda “desnuda” dejando ver los alambres y los finales de las ramas, por ello vamos a taparlo. Yo he elegido unas piñas a las que previamente había pintado las puntas en blanco (si queréis un post en el que os lo enseñe escribirme en comentarios)

También podeis utilizar un muñeco si es un regalo para un niño, unas bolas de navidad, o unas flores de tela. Las posibilidades son infinitas

Por último, colocamos un cordel para colgarlo, yo he hecho un nudo pegado al bastidor y otro al final del cordel que me ha servido para colgar.

Y éste es el resultado final. Espero que os guste.

Podéis colgarlo por casa como adorno, utilizarlo como corona en la puerta, o incluso apoyarlo en cualquier espejo o cuadro.

Como veis, es un diy muy sencillo de hacer, os aseguro que se tarda menos de 10 minutos y queda precioso.

Feliz semana y… ¡nos vemos el viernes con más contenido navideño!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.