DIY Tarjetas Navideñas

Lo primero de todo, os pido disculpas por la demora de este post (que debería  haberse publicado ayer) un super virus pudo conmigo y fue imposible hacer las últimas fotos para este post a tiempo.

Y si los dos últimos post (click aquí y aquí) han sido para decorar tu hogar, hoy te traigo el placer que sin duda para mí reina en la Navidad.

Regalar a los demás

No sé si a tí te pasa, pero si hay algo en la vida que me guste más que recibir un regalo, es hacerlo yo. Y si ese regalo está hecho con mis propias manos, entonces ya, la emoción es doble.

Quizás tú no lo ves como un regalo, o al menos, hasta ahora no te lo habías planteado así, pero piénsalo: a lo largo del año recibes mil y una cartas de publicidad, facturas, catálogos… pero, ¿cuántas de ellas son de un ser querido? ¿Cuántas están hechas especialemente para tí por alguien que te quiere? ¿No te parecería un regalo recibir una este año?

Es por ello, que este post, además de ideas, está lleno de ilusión y amor para que esta navidad, tus seres queridos se lleven una auténtica sorpresa al abrir el buzón.

EMPEZAMOS

Materiales que vamos a necesitar:

  • tarjetas (pueden ser como éstas en papel craft o sencillas cartulinas)
  • cartulina de otro color (en mi caso negro)
  • 3 tipos de envoltorios de navidad
  • cordel
  • rotuladores de colores ( yo utilizo dorado y negro)
  • tijeras
  • pegamento
  • compás

Para empezar cogemos los rollor de papel de envolver y dibujamos en ellos círculos con el compás (los míos son de 4,5cm de diámetro) Debemos tener en cuenta que necesitamos uno de cada + uno extra de uno de ellos por tarjeta. Una vez tengamos todos, recortamos y reservamos.

Lo que haremos a continuación es medir el tamaño de la tarjeta y recortar la cartulina que hemos elegido para la parte delantera ligeramente más delgada (aproximadamente 1/2 centímetro menos por lado)

Para cada cartulina tendremos cuatro círculos de papel (uno de ellos repetido), elegimos los que son diferentes y los doblamos por la mitad. A continuación, los pegamos entre sí dejando los extremos sin pegar (los pegaremos a la cartulina)

Los colocamos en la cartulina (sin pegarlos aún) para ver qué dibujo nos gusta más y marcamos la altura a la que queremos que comience cada círculo.

Con la ayuda del compás o de un punzón realizamos un agujero en cada una de las marcas que acabamos de dibujar.

 

Una vez tenemos el agujero, elegimos el cordón que queremos utilizar, y con la ayuda de una aguja, lo pasamos por los agujeros.

Lo pasamos por arriba simulando que está “colgando como un adorno navideño” y hacemos un nudo detrás.

Ahora vamos a pegar nuestas “bolas de navidad” tapando ligeramente el inicio del agujero para que parezca que la cuerda sale de la misma bola. Recordar pegar, primero la plana y luego la tridimensional.

Por último, yo he repasado las bolas con un rotulador dorado con el que también he escrito las letras de Feliz Navidad en la portada

Por último pegamos esta cartulina a la tarjeta y llenamos con palabras especiales que sintamos hacia esa persona. Se me ocurre desearle algo concreto que sabes que le va a hacer feliz, o recordarle momentos juntos en el último año…

Y ¡voilá! Ya tenemos nuestra tarjeta lista para repartir felicidad

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.