Árbol del Navidad

Lo primero, disculpadme la desaparación. Como os he dicho por redes sociales un super virus ha podido conmigo y llevo una semanita que no levanto cabeza. Parece que hoy empiezo a encontrarme mejor y por eso os traigo el post que deberíais haber tenido el lunes (sorry)

A pesar de todo creo que llego a tiempo, ya que sé que muchas y muchos de vosotros aprovechais este puente para decorar la casa con todos los detalles navideños.

Así que hoy vengo a traeros algunos trucos para que este año consigais una decoración navideña realmente de profesional.

1. ELEGIR EL ÁRBOL

La primera y más importante elección sería nuestro árbol de navidad.

Tenemos la posibilidad de elegir un árbol de navidad natural (cada vez más tendencia) aunque ya sabeis que en nuestra zona no suele elegirse esta opción, cada vez son más las ayudas que se ofrecen para luego replantarlos y darles una segunda vida. Desde luego, es la opción más natural y si podemos replantarlo la más ecológica.

Fuente

La segunda opción, quizás la más tradicional en nuestra zona: el árbol artificial.

Mi consejo principal es que si elejís la opción de árbol artificial es mejor invertir en uno bueno. Es decir, es mejor, que el primer año en casa se invierta en un buen árbol y vayais completando los adornos poco a poco, que elegir un árbol económico, por tener “todo” en un primer momento.

Pero, ¿cómo debe ser un buen árbol?

Desde luego para mí lo principal es que sea un arbol frondoso, cuantos menos huecos tenga: mejor. Además, debemos tener en cuenta las proporciones adecuadas al espacio. Un árbol demaisado pequeño, puede dar una sensación mísera y las emociones que queremos conseguir en esta época es precisamente lo contrario: abundancia, generosidad.

¿Quíen no recuerda un buen árbol de navidad lleno de detalles que nos deje boqueabiertos? Desde luego, seguro que a tu cabeza no viene un árbol pequeño y ligero, sino uno grande y exuberante.

Tercera opción: Árbol alternativo.

Desde hace unos años, se ha puesto muy de moda tener un árbol distinto, que nos ofrezca soluciones para espacios reducidos pero sin perder el estilo. Además, suelen ser árboles originales que sacan a relucir nuestra imaginación. Desde luego no hay que olvidarse de esta posibilidad.

En los casos de disponer de poco espacio o bien, de casas poco tradicionales con decoraciones más eclécticas me parece todo un acierto.

2. ELEGIR EL MEJOR SITIO

Una vez tenemos elegido el árbol debemos elegir el mejor lugar para él. Los lugares tradicionales son la entrada de casa o el salón, pero como siempre te invito a probar y arriesgar.

No sé si os pasa, pero cuando llegan estas fechas cambian los usos y necesidades que tenemos de nuestra casa. Solemos tener muchas más visitas, más cenas o eventos con amigos y al final, nosotros hemos decidido que cambiando la disposición del salón para estas fechas, nuestra casa acaba siendo más práctica y cómoda. Además, cuando finaliza la navidad colocamos todo de nuevo en su lugar y no nos da tanta sensación de vacío que nos daba antes al quitar simplemente el árbol de su lugar.

Por ello os animo a abrir vuestra mente y probar nuevas disposiciones, nuevos lugares y acabar encontrando vuestro propio estilo.

3. MONTAJE Y LUCES.

Una vez hemos elegido el árbol y tenemos elegido lugar en casa llega el momento de montarlo y llenarlo de luces.

En el caso de ser un árbol natural lo más importante elegir una bonita maceta o una manera de decorarla de la manera más bonita posible. Si es alternativo, tendrás que encontrar el lugar en el que más llame la atención.

Por último si es tradicional, lo más importante es: una vez montado debemos abrir bien las hojas, normalmente vienen divididas de tres en tres o de cinco en cinco, esto es para que formemos una especie de estrella con sus hojas lo más abierta posible para que no se vean huecos entre éstas.

Una vez tenemos abiertas todas las hojas del árbol, colocamos las luces. Lo mejor es colocarlas ya encendidas para saber cómo van quedando sobre la marcha. Lo ideal es empezar con la punta en la parte de arriba e ir bajando intentando dejar el mismo espacio entre línea y línea de luces.

4. DECORACIÓN

Aquí sobre gustos no hay nada escrito. El truco está en encontrar tu propio estilo. Tradicional, infantil, ecléctico, elegante… (te dejo el link de las tendencias de este año aquí)

Aunque siempre hay trucos elijas el estilo que elijas.

  • Algunas bolas “base”  que se vayan repitiendo por el árbol para dar sensación de equilibrio. Si es posible, que éstas sean redondas, ya que, combinadas con la forma triangular del árbol el resultado geométrico es el más adecuado.
  • Decoración más especial: Bolas brillantes, adornos que se salgan de lo normal, le dará ese punto de interés.
  • Utilizar algún elemento natural: piñas, flores, tela…. jugar con las texturas y con los elementos naturales le darán a tu árbol una sensación de calidez y hogar.

Y como os digo, lo más importante es encontrar vuestro propio estilo. El más adecuado para vuestro hogar, aquel que ayude a definir aún mejor vuestro hogar y vuestra identidad.

La navidad es una época maravillosa para experimentar, atreveros y arriesgar.

Feliz míercoles y… ¡¡¡nos vemos el viernes!!!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.