Conviértete en el mejor anfitrión de esta Navidad

En mi familia somos unos expertos en esto de ser anfitriones, nos encanta «juntarnos» y eso provoca que cada dos por tres estemos en casa de uno de nosotros con alguna excusa. Cumples, santos, que es jueves, que hoy llueve…

Gracias a esto nos hemos hecho unos expertos en esto de ser anfitriones y por eso hoy os traigo 10 consejos que yo misma he ido aprendiendo con la experiencia para que estas navidades seais lo perfectos anfitriones.

1. PREVISIÓN Y PLANIFICACIÓN

Ya sabeis que soy una obsesiva de las listas, el orden y demás. Por eso, mi primer consejo es que realiceis diferentes listas (como no)

Una lista para la comida y compras que vayais a necesitar. Otra para apuntaros todas las cosas que tengais que hacer (limpiar baños, preparar mesa, envolver regalos…) y por último otra con el número de invitados y edades de cada uno de ellos.

Fuente

En función a estas listas os será más fácil organizaros los días anteriores a la celebración. Os recomiendo que dejeis el menor número de tareas posibles para el mismo día del evento. Ese día, sólo con los platos del menú que no se puedan realizar con antelación, limpiar baños, montar mesa y últimos preparativos ya tendréis suficiente.

Al organizarte el día, intenta dejar una hora antes libre al final (seguro que se queda en menos al final) para ducharte y arreglarte antes de que lleguen tus invitados.

2. MENÚS

Otra cosa importante es planificar el menú dependiendo de los comensales. Infórmate si hay algún alérgico, vegetariano, vegano… y organiza un menú equilibrado en el que hayan platos más potentes de sabor y otros más ligeros. Lo ideal además, es que a la hora de elegir platos combines algunos que puedan estar preparados con más tiempo de antelación (el postre, un hojaldre a falta de meter al horno…) para que no se te acumule todo el trabajo ese día.

Fuente

Hay platos muy sencillos y originales que pueden sorprender a tus invitados (un ejemplo aquí) te recomiendo echar mano de tus revistas y libros de cocina, entrar a tus blogs favoritos o darte una vuelta por Pinterest

Para los niños, casi siempre es mejor organizar un menú especial mucho más sencillo.

3. ESPACIO SUFICIENTE

Cuando nos metamos a fondo en la organización, uno de los temas principales será planificar los lugares en los que estaremos y adaptarlos al número de personas invitadas y a los planes que realizaremos.

Si vienen niños, una buena idea, es preparar una habitación de juegos en la que se puedan sentir cómodos.

Para los adultos necesitaremos dos zonas mínimo: la mesa se situará en un sitio en el cual todos puedan salir y entrar con facilidad y una zona más tranquila para la post comida o post cena. Si como yo, vuestro espacio es reducido podeis preparar el salón para la cena y después desmontar la mesa en un momento y preparar el salón con más sillones, o cojines para el después.

Fuente

4. LIMPIEZA

Todos queremos que nuestros invitados se lleven una buena sensación y uno de los puntos más importantes es la limpieza.

Unos días antes, haz una limpieza en habitaciones, dos días máximo antes de salón y cocina y el mismo día del evento limpia a fondo la entrada y los baños. De esta manera tendrás toda la casa limpia y esto también te dará tranquilidad.

Haz una pequeña lista para repasar la misma mañana del evento en la que incluyas cosas como: comprobar que en los baños hay jabón y papel, toallas limpias, tener suficientes copas preparadas, los cubos de basura y reciclaje vacíos… Si lo tienes en la cabeza, es probable que con los nervios pueda olvidarse alguno de estos pequeños detalles.

5. DECORACIÓN

Es importante que cuides bien la decoración de la casa. Cuando os senteis en la mesa que la iluminación no sea ni demasiado tenue, ni demasiado intensa. Coloca algunas velas en la mesa, la calidez que le aportan conseguirán un ambiente único.

Fuente

Que la iluminación de la entrada sea cálida y acogedora, e intenta dejar casi todos los espacios de la casa con una pequeña lamparita (a no ser que no quieras que entren, en cuyo caso cierra la puerta)

Compra unas flores frescas y colócalas en la entrada y el salón, tus invitados se sentirán especiales. Para el baño, una vela o un ambientador con un aroma fresco y suave.

6. PERSONALIZACIÓN

Conoce a tus invitados y si es posible, personaliza el evento hacia algo que sabes que les pueda gustar. Ejemplo: ten su bebida favorita preparada, ten una silla cómoda para las personas mayores… cuanto más puedas conocer a tus invitados, mejor puedes conseguir que se sientan como en casa.

7. MÚSICA

Lo ideal es que en la recepción y en la cena se ponga una música muy suave de fondo que amenice la conversación y algo más movido si vais a bailar o jugar a algún juego.

Si les conoces bien prepara listas con música que sepas que les guste, si no, propón crear una lista de Spotify en común para que a lo largo de la velada o la sobremesa suene música para todos los gustos.

8. COMODIDAD

Potencia la comodidad de tus invitados.

Si no tienes un gran perchero, hazte con un burro para que puedan dejar todas las chaquetas, bolsos y demás… Intenta que todo esté accesible para ellos y que se sientan con la libertad de moverse y actuar con libertad por la casa, para ello, una buena idea es hacer un pequeño tour cuando llegan, así, si quieren ir al baño no necesitarán acudir a ti constantemente. Deja unas bebidas a la mano (cervezas, refrescos, una botella de vino ya abierta) para ello puedes utilizar alguna cubitera o bien utilizar un cubo de metal grande lleno de hielo que seguro encuentras en cualquier bazar a buen precio. Prepara juegos divertidos para la post-cena, si les gusta bailar prepara una pista de baile y haz una buena playlist con música.

Fuente

Es una ocasión ideal para conocerles mejor o bien para fraternizar y disfrutar de su compañía. Interésate por sus vidas, pregúntales por temas con los que sepas que se sienten cómodos, en definitiva, potencia su bienestar.

9. DETALLES

Si te es posible prepara algún pequeño detalle para cada uno de tus invitados. Puede ser un pequeño regalo comprado o un dulce que tú mism@ hayas preparado, una carta de agradecimiento… déjalo encima del plato de cada uno o entrégaselo al final de la velada. Será la guinda del pastel.

10. RECIBIMIENTO

Y llega el momento en el que tus invitados por fin van a disfrutar la tan ansiada noche.

Dicen que la primera impresión es la que cuenta, por ello es tan importante cuidarla. Recibe a tus invitados con una sonrisa, en un ambiente cálido (iluminación y música) Cuida el olor del hogar e invítale a una primera bebida de bienvenida: puede ser algo que hayas preparado, champán, vermut, vino, cerveza…

Fuente

A continuación dirígeles hacia el lugar donde esperareis a la cena.

Intenta no transmitir nervios y aparentar un ambiente de calma; inicia una conversación y a medida que entre ellos vayan entablando conversaciones es el momento para volver a la cocina a terminar lo que tengas entre manos.

Y por último lo más importante: DISFRUTA

Seguro que algo no sale exactamente como querías, o ese plato que haces siempre no tiene su mejor día. No te preocupes, relájate y prémiate el esfuerzo que has hecho, seguro que tus invitados quedan encantados y felices si tú disfrutas junto a ellos todo lo posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.